Sois muchos los que me habéis preguntado como poder trabajar la técnica HDR cuando tenemos escenas con elementos en movimiento, en este caso, que suele ser lo más normal, personas. Hace ya tiempo hice un pequeño tutorial de como manejar el llamado efecto “Ghosting” o dicho de otra manera, cómo manejar los HDR que tienen elementos que se mueven y que obviamente no están en el mismo lugar en cada una de las tomas que hemos usado para crear el HDR. En ese tutorial, trataba sobre todo la manera de manejarlo de diferentes programas y cual, desde mi opinión y experiencia era el mejor. Aunque en ese análisis, Photoshop no era el que mejor lo manejaba, podemos usarlo para hacerlo con un control total del resultado final.

Aquí puedes ver el Tutorial: HDR Manejo de fantasmas (efecto Ghosting)

En este vídeo podéis ver el proceso de cómo hacerlo, usando Lightroom y Photoshop, el resumen de los pasos a seguir es el siguiente:

  • Lightroom: Revelar las 3 fotografías de igual manera, teniendo en cuenta que no haya zonas quemadas en la fotografía oscura ni partes con negros puros en la fotografía más clara.
  • Photoshop: creamos el fichero HDR con Photoshop HDR pro y reimportamos la foto creada en LR.
  • Lightroom: sincronizamos los ajustes de revelado que hemos usado al inicio en la fotografía obtenida por HDR.
  • Photoshop: importamos en PS las 3 fotos iniciales junto con la HDR como capas.

    Usando máscaras revelamos la fotografía tomando la parte en la que aparece el “ghosting” de la fotografía inicial que mejor se ajuste en luminosidad sobre todo y en la composición de la foto.

    Acoplamos la imagen y reimportamos a LR.

  • Lightroom: a partir de aquí revelamos en LR o cualquier software que queramos usar de la forma habitual.

Bueno, así explicado es un tanto complicado pero lo mejor es que echéis un vistazo al vídeo, creo que es más didáctico.

Aquí os pongo el antes y después, usando una foto original RAW, concretamente la +1EV

Como siempre, si os gusta no dudéis en compartirlo y si tenéis comentarios, serán siempre bien recibidos.